Contrato vs Caridad. Una reconsideración de la relación entre ciudadanía civil y ciudadanía social

Artículo de Nancy Fraser y Linda Gordon, publicado en Socialist Review, vol. 22, No. 3 (1992), pp. 45-68, y, en castellano, en Isegoría, nº6 (1992), p. 65-82, en el que se analiza la concepción de “ciudadanía civil” a través del análisis de la dicotomia moderna entre contrato y caridad, dicotomía de gran influencia sobre el modo de entender las relaciones humanas, que tendrá, además, su trasunto en el género, entendiendo las autoras que “contrato” se situaría conceptualmente del lado masculino, y  “caridad” del femenino.

Resumen de Isegoría:

“En este trabajo se analiza la «mitología cultural” que impregna la concepción de la ciudadanía civil en los Estados Unidos, la cual, para nuestras autoras, es una rémora en orden a que pueda aflorar un nuevo concepto de la «ciudadanía social». Para desbrozar el terreno, desde un punto de vista ideológico, en el que podrían emerger nuevas conceptualizaciones adecuadas para el ideal de la ciudadanía social, Fraser y Gordon hacen una genealogía del modelo dicotómico que se ha impuesto en la modernidad sobre las relaciones humanas, y que consiste en la oposición contrato versus caridad. Sobre la noción de contrato se vertebra la concepción de la sociedad civil propia de1llamado «individualismo posesivo», y la noción contrapuesta de caridad se configura como propia de la «esfera familiar» y privada. Los referentes de género que corresponden respectivamente a estas nociones son lo masculino y lo femenino. Se constituye de este modo «una tendencia cultural a centrarse en dos formas bastante extremas de relación humana: los intercambios contractuales de cosas fungibles equivalentes, por un lado, y la caridad unilateral, no recíproca, por otro». La pregnancia de esta oposición binaria es tal que el lenguaje político en que se legitiman las prestaciones sociales invoca uno u otro de los términos de la polaridad -jerarquizada a favor del contrato–: se trata, ora de «compensaciones al trabajador», ora de «asistencia pública», con los perfiles de género respectivos de sus destinatarios, varones y mujeres. Mientras que «la ciudadanía social» apuntarla a formas diferentes de interacción más allá de estos sesgos ideológico-genéricos: solidaridad, interdependencia, etc.”

Enlace al artículo de Nancy Fraser y Linda Gordon Contrato vs Caridad. Una reconsideración de la relación entre ciudadanía civil y ciudadanía social

Anuncios

2 responses to “Contrato vs Caridad. Una reconsideración de la relación entre ciudadanía civil y ciudadanía social

  • Nuria

    El escritor Fernando Aramburu escribe en su blog, tras una presentación de su libro:

    “Me flanquearon hembras a la mesa. Estaba, pues, como en casa. Es que congenio con el rebaño cuando es bello y huele bien.”

  • Ana Casado Bosc

    Hola Nuria, muchas gracias por tu comentario. Y vaya perlita el de Fernando Aramburu, sí. Lo único bueno que le encuentro es que confirma que al feminismo le queda todavía mucho por hacer cuando todavía seguimos siendo un rebaño que, como notas características, es bello y huele bien. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s